Cargando...

Visión Azul y Oro: "Una victoria engañosa"

Visión Azul y Oro:
Martín Bravo

Dos victorias consecutivas y un subliderato de grupo pueden ser engañosos para cualquiera que pretenda callar las críticas hacia un trabajo mediano a lo largo del torneo por parte de los Pumas. Sin embargo, el triunfo de esta semana ante Pachuca deja muy claro que aunque la calidad no sea la mejor, cuando se tiene la actitud se puede lograr más que un mezquino empate.

Hay que tener en cuenta que el marcador conseguido por los universitarios no le quita lo conformista a Ricardo Ferretti, ni lo personalista a Martín Bravo o lo desatinado a Dante López, porque en un ejercicio de honestidad, habremos de reconocer que la defensa tuza dio facilidades que de no ser aprovechadas debidamente, no entendería el porqué los antes mencionados se jacten de ser profesionales.

Estoy conciente de que comenzarán a llover comentarios de los aficionados conformistas porque no me desvivo en elogios por la forma en que Bravo dejó sembrado a Miguel Calero en el segundo gol o felicitar a Dante por al fin encontrar la portería rival, pero al final del día ese es trabajo de ustedes, el mío como siempre lo he dicho es analizar las situaciones más allá de un resultado que me deja una serie de preguntas.

¿Hace falta que los rivales salgan en sus peores días para poder ver "lo mejor" de los Pumas?

¿Por qué pudiendo masacrar al Pachuca prefirieron ponerse a "cascarear" con una actitud sobrada nada digna para un equipo que en ocho semanas lleva apenas tres victorias y después tomaron la clásica postura de tirarse atrás?

Mención aparte merece la defensa, que supo contener las "patadas de ahogado" de los hidalguenses sin volverse locos o distraerse en jugadas a balón parado y sobre todo a Sergio Bernal que apareció en los momentos importantes con un par de intervenciones que nos hicieron recordar sus mejores tiempos.

Seguramente ya celebraron esta victoria y cobraron un par de apuestas, ahora es momento de volver a la serenidad y esperar que el levantón anímico de un partido ganado ayude al futbol a mejorar, porque así es más fácil no depender de las circunstancias.

 

Por Luis Arteaga, colaborador de DalePumas.com
Foto: Mexsport
Tags

Comentarios