Cargando...

Visión Azul y Oro: “Un partido extraño”

Visión Azul y Oro: “Un partido extraño”

Definitivamente el partido contra el Atlante de la jornada siete del Torneo Bicentenario tuvo algunos detalles bastante fuera de lo común y que vale la pena comentar.

Para empezar, el hecho de que los Pumas por fin hayan vuelto a ganar cuando ambos equipos hayan hecho lo posible por empatar y el poco espectáculo en las áreas mantuvo callada a la tribuna en largos lapsos del juego.

También fue extraña la forma en que cayó el gol de Martín Bravo, y no me refiero concretamente a la definición porque creo que será ocioso preguntarse si así lo intentó o le salió por casualidad, el caso es que entró y contó. Sin embargo, lo extraño radica en que la jugada comenzó con una desatención de los Potros en un saque de banda, siendo ésa la forma en que normalmente caían los goles en contra para los felinos.

Otro aspecto raro es que no le sacaran el empate a los dirigidos por Ricardo Ferretti en los minutos finales y que el propio entrenador se haya mantenido sentado durante una hora y sin pegar de gritos, como si de verdad intentara cambiar las cosas.

También fue un partido inusual porque se trató del encuentro número 500 en Primera División para Sergio Bernal, una cifra muy difícil de alcanzar y por supuesto digna de festejarse, incluso cuando algunos crean que el camisa “12” ya debería ser entrenador de los “Pumitas”.

Sí, no hay duda de que fue un día incierto y aunque el triunfo ya volvió, el buen fútbol sigue haciendo falta, el problema es que eso ya no nos extraña.

Por Luis Arteaga, colaborador de DalePumas.com
Foto: Mexsport.
Tags

Comentarios