Cargando...

Visión Azul y Oro: "Todo en su justa medida"

Visión Azul y Oro:

Tal vez un poco tarde pero ocurrió, en el partido de la jornada doble contra el América por fin la afición universitaria pudo ver a sus Pumas con la determinación que los hizo ser campeones, con muchas imprecisiones, sí, pero con algo que hace mucho tiempo no mostraban, actitud.

Seguramente esta victoria debe tener muy contentos a todos los de sangre azul y piel dorada, pero los invito a tomar la reflexión por un momento sobre algunos puntos que vale la pena considerar para darle su justa medida a todo lo ocurrido.

Dentro de lo bueno podemos destacar el funcionamiento colectivo durante la primera mitad, pese a lo errático del traslado del balón producto de la dinámica que se intentó imprimir, los once pumas salieron con la misma idea de hacerle daño al rival. Probablemente este haya sido el mejor primer tiempo de Pumas en este torneo, porque además no fue como aquellos duelos en que tenían lapsos de buen juego y unas lagunas enormes donde les costaba dar un pase correcto al compañero más cercano.

Ese amalgamiento mostrado por los del Pedregal se notó en ambos goles, que no fueron obra de la casualidad o un destello estrictamente individual, sino de una jugada de táctica fija donde cada uno tiene una función y al realizarla como se debe, la consecuencia normalmente es un gol, o dos como en este caso.

Otro aspecto que en lo personal me agradó fue el uniforme, después del fiasco de la marca que viste al equipo con la ropa de esta campaña, tuvieron a bien cumplir con lo prometido y sacaron una línea ‘retro’ sencilla en el diseño pero con los detalles que todo aficionado agradece como el puma enorme al frente y sin estampados raros.

Ahora pasemos a lo negativo de este triunfo, porque también lo hubo, como el hecho de que nuevamente los dirigidos por Ricardo Ferretti dejaron ir una ventaja en el marcador y ahora más amplia que otras veces, pues aunque no cometieron el error de tirarse atrás, se mandaron algunas faltas inútiles en una zona en la que todos sabemos que Cabañas es peligroso y tal como les pasó a ellos con los goles de Darío Verón, la falla no sólo ocurrió una, sino dos veces.

Hablando de ‘faltas inútiles’, en los partidos más recientes he notado que Efraín Juárez entra con demasiada fuerza a disputar los balones, eso podría no ser del todo malo, pero lo hace en zonas y momentos que no valen la pena ganándose amonestaciones innecesarias, si pretende ir al Mundial debe corregir esas conductas porque en un formato de copa las tarjetas pesan más que en un torneo regular.

Para cerrar estas líneas quisiera establecer que pese a lo que muchos piensen, esta victoria no salva lo nefasto que ha sido el torneo para los Pumas y tampoco hay que dejarse llevar por la emoción porque si bien es cierto que se ganó, se sufrió  más de la cuenta y no hay que olvidar que la única diferencia fue que el rival cometió un error más.

 

Por Luis Arteaga, colaborador de DalePumas.com
Foto: Mexsport
Tags

Comentarios