Cargando...

Visión Azul y Oro: "No hay por qué alarmarse"

Visión Azul y Oro:

En DalePumas.com estamos estrenando una nueva sección llamada "Visión Azul y Oro", la cual contará con las columnas de opinión de Luis Arteaga, a quien le agradecemos por su colaboración. Esperamos que lo disfruten y recuerden que sus comentarios son siempre bienvenidos.

NO HAY POR QUÉ ALARMARSE

Cierto es que la afición Puma esperaba una mejor presentación de su equipo al ser el campeón defensor en el Apertura 2009, sin embargo, es perfectamente comprensible lo que ocurre, tomando en cuenta el poco tiempo que se tuvo para trabajar en una pretemporada más corta con relación a los cuadros que se vieron mejor en esta jornada uno, pero que no llegaron a la Liguilla o se fueron temprano de la fiesta.

Desde antes de iniciar el torneo se notaba la preocupación de la gente de experiencia como Sergio Bernal, Palencia o hasta el propio Ricardo Ferretti que reconocían que no se iba a llegar a punto para el inicio del certamen por lo que no había mucha esperanza de tener una buena actuación ante el Atlas de Guadalajara.

Es un hecho que las ausencias de Israel Castro, Efraín Juárez y Pablo Barrera fueron de amplia notoriedad ya que el peso específico de los dos primeros en el cuadro titular y lo que representa el último como relevo de lujo se extrañaron en el Estadio Jalisco. 

Esperemos que para el siguiente fin de semana contra Cruz Azul, los Pumas ya completos den síntomas de recuperación, lamentablemente un partido tan importante para la afición llega demasiado pronto, pero eso puede servir para que los jugadores saquen el orgullo y aceleren la mejoría en el campo.

Si hay una buena noticia en todo esto, es que al no haber muchas incorporaciones en el plantel, el famoso proceso de adaptación que necesitan los que se refuerzan en demasía no se dará en las filas del Pedregal.

Por muy campechano que pudiera resultar este argumento, a estas alturas no hay por qué alarmarse, hay que recordar que en este torneo tan benevolente hay posibilidades de recuperarse cuando el inicio no ha sido de lo mejor y debemos tener en cuenta también que si algo caracterizó a Pumas en el torneo anterior, fue el aprovechar hasta los últimos minutos del torneo.

Como afición hay que entender que también los logros tienen consecuencias y el precio que hay que pagar por ser campeón es tener un ligero bache en el torneo siguiente, pero apelando a nuestra historia, en el Apertura 2004 también se empezó mal y se alcanzó el bicampeonato. 

Luis Arteaga

 

Las opiniones expuestas en esta columna pueden coincidir o no con las del sitio DalePumas.com, pues son responsabilidad únicamente del autor.
Foto: Mexsport
Tags

Comentarios