Cargando...

Visión Azul y Oro: "No hay excusas y mucho qué mejorar"

Visión Azul y Oro:

La semana pasada hablaba de lo importante que es entender la situación por la que está pasando Pumas y las razones para no iniciar el torneo al 100. Sin embargo, nada de eso justifica una actuación tan pobre como la que se tuvo contra Cruz Azul, sobre todo a la defensiva.

Es un hecho que los universitarios no están desplegando lo mejor de su repertorio, de hecho creo que esto es de lo “peorcito” que les hemos visto y no les ha quedado claro que en estos momentos del torneo, cuando el físico y la técnica no dan, debe aflorar el ánimo y la táctica para salir adelante, estar bien parado en el campo para sustituir la capacidad de reacción y pelear cada balón como si fuera la final que disputaron hace unos meses para compensar los errores técnicos, pero desafortunadamente nada de eso vimos en Ciudad Universitaria.

Sin querer crucificar a nadie, Verón estuvo muy lejos de la calidad que nos tiene acostumbrados, lo peor del caso es que cada vez es más frecuente verlo de esa forma porque en la liguilla pasada tuvo demasiados altibajos y sabemos lo complicado que es aspirar a un triunfo cuando tu defensa es muy endeble.

Al frente también existen carencias, falta imaginación, recursos y confianza en lo que se quiere hacer, pareciera que los rivales ya conocen las armas del equipo y los felinos no han logrado encontrar una forma sorpresiva de hacer daño.

En lo personal noté a Francisco Palencia nervioso y muy errático, Dante López fuera de tiempo y desubicado y por si fuera poco, los cambios que fueron parte de la estrategia para obtener el título, sirvieron de poco para enderezar el barco.

Pablo Barrera, Efraín Juárez e Israel Castro mostraron parte del ritmo que tienen por su estancia en selección pero estando el resto tan duros es imposible hacer combinaciones.

Cruz Azul tampoco hizo un gran partido y buena parte de la diferencia en el marcador fue más por lo que Pumas dejó de hacer que por lo hecho por los celestes, así que no nos vayamos con la finta de que el campeón fue ampliamente superado, porque a pesar de tener un poco más de idea de cómo manejar el partido, también tuvieron sus fallas que por desgracia no se pudieron aprovechar.

Aquí no se terminan las dificultades, porque el siguiente fin de semana toca ir al infierno toluqueño a enfrentar a unos Diablos que han mostrado nuevamente que son serios aspirantes a la corona y es necesario entender que cuando el futbol no aparece, hay que sacar aquello que distingue a los ovíparos de los vivíparos.

Luis Arteaga

 

Las opiniones expuestas en esta columna pueden coincidir o no con las del sitio DalePumas.com, pues son responsabilidad únicamente del autor.
Foto: Mexsport
Tags

Comentarios