Cargando...

Visión Azul y Oro: "La otra cara de la mediocridad"

Visión Azul y Oro:
Pumas vs Tigres - Binetnetario 2010

Si algo pudimos aprender de la patética versión de los Pumas en el torneo pasado, fueron las quince formas en las que se puede “no ganar” en un partido de fútbol. De todas ellas, la más recurrente tiene que ver con no entender que un partido no se termina hasta que el árbitro no lo indique.

Pero tal parece que al equipo no le quedó clara la lección y una vez más dejó escapar la victoria ante unos Tigres que fallaron más que los felinos visitantes (y eso ya es mucho decir).

Una desventaja se puede perder de muchas maneras: Quedar con menos hombres en el campo después de una provocación del equipo que va perdiendo, una revolución en el ánimo y esquema de juego del cuadro en desventaja, o las más vergonzosa, falta de concentración por parte de los que iban ganando.

Pensar que un partido está  resuelto cuando faltan diez minutos, además de soberbio, es tonto cuando sabes que te cuesta trabajo generar buen futbol ofensivo y dependes demasiado de las individualidades para salir adelante. 

Ya ni decir lo nefasto que resulta ver que le anoten a tu equipo después de festejar el 2-0 a favor, dándole una revancha personal al jugador que había fallado una muy clara para su causa y en dos jugadas que inician en saque de banda, cuando se supone que tienes una pausa para acomodar las marcas y tu mayor virtud había sido la defensa.

Ni hablar, se acabaron los minutos de imbatibilidad en el marco felino, pero lo verdaderamente grave es que se deja ir un resultado por falta de concentración al final de un encuentro. La mediocridad no solamente significa hacer las cosas por debajo de tu nivel, también significa creerse superior sin demostrarlo cabalmente y en eso terminó la historia en el Volcán de Nuevo León.

 

Por Luis Arteaga, colaborador de DalePumas.com
Foto: Mexsport
Tags

Comentarios