Cargando...

Visión Azul y Oro: "Hay que olvidarse de lo malo"

Visión Azul y Oro:
Dante López

Vamos a dejar de lado el hecho de que el punto obtenido en casa ante Guadalajara este fin de semana sirve igual que un sacapuntas sin navajita. Olvidemos por un momento que es prácticamente seguro que los Pumas se van a quedar en la orilla y sin la posibilidad de defender el campeonato. 

Apartemos de nuestra mente las fallas ridículas que tuvieron para meter el gol del triunfo (algunas literalmente en la línea) que nunca llegó, que Íñiguez se empeña en darme la razón sobre que no tiene los argumentos necesarios para salir ni a la banca regalando balones a diestra y siniestra, que Martín Bravo es un personalista de lo peor incapaz de pensar en el beneficio colectivo y sólo busca ser el héroe de la película. 

Tampoco le demos mucha importancia a que Ferretti se monta en su macho sobre buscar alternativas dentro de casa y prefiere pegar coraje a lo bruto con quienes no le dan los resultados que la afición espera desde hace diez semanas.

Lo que hay que destacar es que por fin se pudo ver a los universitarios con verdaderas posibilidades de llevarse la victoria, generando jugadas de gol y mostrando un nivel muy cercano al que los llevó a bordar la sexta estrella en el escudo.

Seguramente todos estamos de acuerdo en que el primer tiempo de este duelo fue el mejor que han jugado en el torneo (aún con los diez minutos en que cedieron la iniciativa al rival) y a diferencia del gol Chiva, la anotación de Pumas vino de una jugada elaborada y no por circunstancias extrafutbolísticas asociadas con la suerte y la casualidad.

Así como he criticado en algún momento el funcionamiento de Darío Verón, en esta ocasión hay que reconocer que tuvo intervenciones muy atinadas, corrió  por toda la cancha e intentó aportar al frente (con todo y sus limitaciones técnicas al momento de definir), sin lugar a dudas fue su mejor partido en mucho tiempo y eso ayudó a que los errores de los demás se convirtieran en una nueva derrota.

No sé si sirva de algo decirlo, pero el que Pumas haya dejado de perder es un alivio, pero la preocupación sigue presente al no ser lo suficientemente capaces de ganar sobre todo en un partido en el que fueron dominadores. Ahora vienen dos salidas consecutivas (ante Jaguares y San Luis) en las que no pueden olvidar todo lo bueno que hicieron este fin de semana y aprender de los errores para que las mentadas de madre que dijeron los aficionados en cada una de las fallas, se conviertan en gritos de gol.

Luis Arteaga

 

Las opiniones expuestas en esta columna pueden coincidir o no con las del sitio DalePumas.com, pues son responsabilidad únicamente del autor.
Foto: Mexsport
Tags

Comentarios