Cargando...

Una derrota para la estadística

Una derrota para la estadística
Alex Diego

Pumas terminó la campaña regular con una derrota por 2-0 en su visita a Indios de Ciudad Juárez, que se despidio dignamente de la Primera División con un triunfo sobre la mejor defensa del torneo. El conjunto felino finalizó como cuarto lugar general y será rival del Santos en la ronda de cuartos de final.

Increíble, descomunal y por demás sorpresivo resulta la victoria del ya descendido Indios por 2-0 sobre Pumas de la UNAM, el equipo poseedor de la mejor defensa, no sólo del campeonato mexicano, sino a nivel mundial.

Pumas, que sólo llevaba ocho goles recibidos en la campaña regular, lo que representa una anotación cada dos encuentros, ya tenía dos tantos encajados a los 27 minutos, siendo el primero al 17, y del mismo autor, el uruguayo naturalizado mexicano Héctor Giménez.

Pumas quedó con 28 puntos, luego de tres derrotas, siete empates y siete victorias, 20 goles anotados y diez recibidos, para clasificar como cuarto lugar general a la liguilla por el título del Torneo Bicentenario del fútbol mexicano, mientras que Indios concluyó penúltimo con 15 unidades.

Miles de aficionados llenaron las gradas del estadio Olímpico Benito Juárez para despedir a su equipo que va a jugar en el próximo torneo en la Liga de Ascenso y seguramente ni se esperaban un adiós así de vibrante y festivo, pero también con el comentario "y para qué".

Pero la ida de los integrantes del plantel fue con la frente en alto, sin ser escalón de nadie, incluso con zancadilla sobre Puebla, que cayó 2-1 y esa derrota fue parte de su eliminación a la liguilla, a Guadalajara, que le ganó 1-0, y hoy a Pumas que buscaba el tercer lugar general de cara a la liguilla.

El uruguayo naturalizado mexicano Giménez fue muy incisivo y al minuto 16 aprovechó un centro para romper el fuera de lugar, quedó solo ante el arquero y disparó potente por abajo, pero Bernal alcanzó a meter la mano para desviar a tiro de esquina.

En esa acción, el guardameta salió y se quedó a medio camino en un balón que llegó por segundo poste para un Giménez que metió la cabeza para inaugurar el marcador.

Al 27, en un balonazo, Héctor bajó el balón con el pecho y de media vuelta jaló el gatillo de derecha para enviar la de gajos por encima de un adelantado y parado Sergio Bernal.

Si bien la Tribu ya no hizo más anotaciones en los siguientes minutos, el daño ya estaba hecho sobre unos auriazules desfigurado como equipo, con muchos problemas defensivos y sin conexión de líneas para ir a la ofensiva.

Durante el segundo tiempo tuvo Pumas más tiempo el balón y por consiguiente jugó en territorio de los de casa, pero fue en balón parado como generó su acción de mayor peligro, porque el disparo de Leandro Augusto se estrelló en el palo izquierdo del guardameta, en el minuto 79.

El silbatazo final de Jorge Eduardo Gasso le puso la cereza al pastel de la victoria, pero también hubo rostros marchitos y con lágrimas porque se les acabó el sueño de contar con un equipo del máximo circuito.

Gasso condujo sin dificultades este partido y sólo mostró tarjetas amarillas al paraguayo Darío Verón y Oscar Rojas, ambos de Pumas.

 

Foto: Mexsport
Notimex
Tags

Comentarios