Cargando...

Nuevo descalabro de Pumas

Nuevo descalabro de Pumas

Un dudoso gol del argentino Gabriel Pereyra le permitió al Atlante lograr un polémico triunfo sobre Pumas de la UNAM por 1-0, al cerrar la séptima fecha del Torneo Apertura 2009.

El solitario tanto del cotejo celebrado ante una buena entrada en el Estadio Andrés Quintana Roo cayó al minuto 84 cuando el mediocampista Christian Bermúdez intentó tirar a la portería, pero le salió totalmente desviado y el argentino Gabriel Pereyra al parecer puso el pecho para desviar la pelota.

La victoria hace que los Potros de Hierro se apoderen de la cima del grupo tres con 13 unidades; en cambio, con el descalabro sufrido este día, los universitarios se quedaron en el fondo de ese sector y en el último sitio de la general con apenas tres unidades.

Mientras los equipos estuvieron completos el partido tuvo un trámite parejo, con una fuerte lucha en el medio campo y con esbozos de peligro en las porterías, aunque la mala puntería de los atacantes hizo que se quedara sin movimiento el tanteador.

De las pocas oportunidades que hubo en las áreas, Atlante fue quien tuvo la primera chance cuando Jesús Morales mandó disparo que salió desviado del arco de Sergio Bernal.

Un minuto después, Pumas respondió con una jugada de peligro, pero el tiro de Fernando Espinoza que había sorprendido al portero argentino Federico Vilar salió apenas desviado del marco.

Fue al minuto 25 que Pumas se quedó en inferioridad numérica al ser expulsado Juan Francisco Palencia por un codazo a Luis Daniel Velázquez, por lo que el árbitro Mauricio Morales, quien no había visto bien la jugada, al ser informado por el asistente José Luis Camargo le mostró la tarjeta roja.

A partir de ese momento, el Atlante tomó el control del juego, pero su dominio fue infructuoso ya que el buen esquema defensivo de Pumas y la ineficiencia de los Potros hicieron que los equipos se fueran al descanso del medio tiempo con el empate a cero goles.

La situación cambiaría a los tres minutos de iniciar la segunda mitad, cuando el atlantista Daniel Arreola vio la tarjeta roja de manera directa al cometer una innecesaria falta por un rodillazo al atacante Dante López, para que los dos equipos se quedaran con 10 jugadores.

Con la paridad de fuerzas el cotejo volvió a ser trabado en el medio campo con escasas llegadas en las porterías y fue en una jugada polémica donde se inclinó la balanza a favor de la escuadra azulgrana.

 

Foto: Mexsport
Fuente: Notimex
Tags

Comentarios