Cargando...

La afición sufrió, vibró y festejó

La afición sufrió, vibró y festejó

SIEMPRE PRESENTES. La afición estuvo a la altura del partido.

Pese a los cambios de horario y los problemas de transporte, muchísima gente de Pumas se presentó en CU para apoyar a los guerreros de Memo Vázquez que le respondieron con una victoria. 

Primero era a las 22, después se pasó a las 18, pero terminó todo como al principio. Los transportes públicos estiraron su funcionamiento por el partido, pero eran un problema para muchos.

Con todo esto sobre sus espaldas, los aficionados de Pumas fueron en un enorme número a apoyar a los jugadores de Memo Vázquez.

La parcialidad local alentó en todo momento y festejó de una manera impresionante el triunfo conquistado en la última parte del duelo ante América.

Un premio para una afición que siempre está y nunca se fue...

+ Así vivió el partido la hinchada más grande de México:

Comentarios