Cargando...

En CU se ruge, no se vuela

En CU se ruge, no se vuela
Celebración Pumas vs América Apertura 2009

Si algo podía honrar aunque sea un poco la pésima campaña que ha hecho Pumas en el Apertura 2009, era derrotar a su más odiado rival, el América, y esta noche lo logró en el Estadio Olímpico Universitario por 3-2 en lo que fue el cierre de la decimoquinta fecha del torneo.

Dos de los tres goles universitarios fueron casi idénticos, con remates de cabeza del central paraguayo Darío Verón en cobros de tiro de esquina en la primera mitad. Tras haber sido alcanzados en el marcador en la segunda etapa con dos anotaciones del delantero americanista Salvador Cabañas, vino el tanto de la victoria auriazul en el minuto 92 por la vía del penal, que ejecutó magistralmente el argentino Martín Bravo.

Los felinos fueron absolutos dominadores en los primeros 45 minutos, en los que se vio un partido trabado al inicio pero con el equipo local teniendo más la pelota y acercándose cada vez más al arco defendido por Guillermo Ochoa, quien incluso evitó que su equipo se fuera al descanso con más goles en contra.

Los cabezazos de Verón al minuto 21 y al 44, sirvieron para coronar uno de los mejores primeros tiempos que han jugado los auriazules en el Apertura, en el cual nulificaron el ataque de los amarillos prácticamente por completo, les quitaron la pelota y se adueñaron de la media cancha.

En el arranque del complemento, las cosas parecían seguir en el mismo tenor, con los Pumas dominando y borrando de la cancha al conjunto visitante, sin embargo, al minuto 53 en un tiro libre indirecto cerca del área felina, Cabañas sacó un riflazo luego de que Pável Pardo le tocó la pelota, y el disparo no pudo ser detenido por Sergio Bernal.

Sin ser muy explosivos, los de Coapa se fueron animando y comenzaron a reaccionar, su técnico hizo modificaciones para intentar la remontada y poco a poco se fue acercando más. Pese a ello, Pumas pudo haber liquidado el partido en un par de ocasiones, sobre todo en una jugada de Pablo Barrera, en la que se coló por el centro del área y ante el achique de Ochoa, definió apenas por centímetros al lado del poste.

Todo parecía venirse abajo para la escuadra que dirige el "Tuca" Ferretti cuando al minuto 79, nuevamente en un tiro libre, pero esta vez directo, Cabañas clavó la pelota en el ángulo superior derecho de la portería de Bernal, quien no pudo sacar el balón pese a su estirada.

Minutos después cuando ya se jugaba el tiempo de compensación y parecía que ambos equipos se repartirían un punto cada uno, llegó un centro por la derecha hacia el área americanista, el cual fue desviado con la mano por Juan Carlos Valenzuela en su intento por evitar que Bravo rematara solo. El árbitro no dudó en señalar la pena máxima y fue precisamente el atacante argentino de Pumas quien le devolvió la alegría a toda Ciudad Universitaria.

El triunfo sobre las Águilas no hace olvidar la mala campaña, pero sí hace bastante más decoroso el cierre del torneo en el que Pumas no podrá revalidar su título del certamen anterior.

 

Redacción DalePumas.com
Foto: Mexsport
Tags

Comentarios